Marcas personales reactivas vs marcas personales proactivas (III)

Me está empezando a gustar esto de escribir un post en cadena e ir dando poco a poco los tips sobre cómo gestionar tu comunicación en internet. Últimamente estoy viendo muchos artículos sobre las marcas personales y me gustaría dejar claro la intención de esta serie de post: No es enseñarte a ganar dinero por internet, no es en absoluto venderte. No te puedes “vender en internet” porque eres una persona y ni te compras ni te vendes, sobres a parte.

Solo pretendo que si buscas legitimarte como un profesional lo hagas, pero sobre todo, aprendas a hacerlo de manera práctica, que no comentas los fallos que ya hemos cometido algunos, y que lo hagas ahorrando tiempo. Si eres de los afortunados que trabajas supongo que no te sobrará tiempo. A mi no me sobra, solo he aprendido a organizarme para hacer estas tareas en el menor tiempo posible.

Como ya sabéis este post ha tenido una primera parte y una segunda parte. El resumen de pasos que dijimos son estos:

  • Buscarse en google
  • Crear un perfil en linkedin
  • Configurar tu privacidad en redes sociales
  • Crear una pequeña plataforma (como un about.me) en el que podamos tener nuestra información
  • Buscar un nombre
  • Buscar unos valores
  • Buscar una imagen

Llegados a este punto considero que tu imagen en internet está limpia y creada, pero sobre todo definida). Esto es algo que tienes que hacer sí o sí antes de empezar, a veces el sentarse y planificar ahorra disgustos.

 

Ahora ha llegado el momento de comunicar

Cómo hablo

Este apartado es el que va relacionado con el tono. Lo primero que debo de decirte es que no mientas, sé sincero. No vas a poder aguantar un tono forzado eternamente (evidentemente sí puedes, pero creo que no te compensa).

Tu tono en redes está totalmente relacionado con los valores que has definido en el punto anterior y su formalidad o informalidad depende de eso.

Confieso que cuando empecé en redes, o al menos durante una época muy grande, intenté ser seria y formal en mi comunicación. Pasado un tiempo me di cuenta que era incapaz, se me escapaban cosas, muletillas, bromas, chistecitos, ironías. Definitivamente me di cuenta: no pasa nada por no ser el más serio del mundo. Eso no te resta verosimilitud como profesional y si lo hace en alguna empresa te aseguro que no es el sitio donde deberías trabajar. Podemos analizar el caso contrario: una persona que es seria y fuerza el hacer chistecitos para quedar bien. Tampoco me convence.

Está bien que pienses qué tono vas a usar y traces unos límites. Pero no te engañes, estás hablando por ti mismo y usar expresiones que no se parecen a lo que eres realmente no me gusta.

 

De qué hablo

Esta sí que me parece importante. Define de qué vas a hablar y de qué no. Evidentemente puedes tener una comunicación generalista y por supuesto que aunque lo fijes puedes salirte del tema cuando quieras. Aun así veo positivo que te centres en tres o cuatro temas para que la persona que te siga sepa de qué le vas a hablar. Por ejemplo: redes sociales, fútbol, música y restaurantes.

Estas categorías las puedes cambiar cuando quieras pero debes hacerlo poco a poco. Imagínate que llegado un día quieres empezar a hablar de política, si cambias tu contenido de golpe tus seguidores te harán un unfollow inmediato, si lo haces poco a poco lo mismo les guste o se vayan acostumbrando.

 

Selección de contenido

Lo suyo es que generes el contenido que vas a comunicar, como profesional es muy importante que seas capaz de esto. Eso sí, generar contenido lo dejo para el siguiente post ;)

Ahora lo importante es que selecciones tus fuentes, que páginas, medios, blogs van a servirte como referencia.

Agrega esas fuentes a un lector RSS, yo uso feedly, es muy sencillo y te da la posibilidad de leer las novedades en las páginas que crees que son referentes.

Si estás pensando ahora que “no tienes tiempo” debo de decirte que debes sacar tiempo para leer artículos, para actualizarte en tu sector. Este método te ahorrará tiempo, pero realmente es algo que debes hacer como profesional.

 

Comunica lo que has seleccionado

Si ya has definido cómo eres, si ya has decidido de qué hablas y  ya has leído un artículo ¿por qué no comunicarlo? Si no tienes tiempo puedes programar tus tuits, yo lo hago, es imposible que esté tuiteando en horas de trabajo en tiempo real siempre. Es sencillo, desde feedly puedes mandar los artículos que te gustan a buffer y esta herramienta los irá tuiteando poco a poco. Si ves que no te queda claro cómo optimizar la gestión de la comunicación en redes puedes consultar este artículo.

Eso sí, como bien dice @yoriento, no pasa nada por no tuitear en tiempo real, pero sí debes estar “online” para poder responder.

 

 

A esta serie de post le quedan dos más: uno en el que hablaré de creación de contenidos y otro en el que hablaré de las conclusiones principales.

 

Escrito por @ClaraAvilaC

Más en www.claraavilac.com

marekuliasz / Shutterstock

via Mis Apis Por Tus Cookies http://www.misapisportuscookies.com/2013/05/marcas-personales-reactivas-vs-marcas-personales-proactivas-iii/

Anuncios

Publicado el 03/06/2013 en Actualidad y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: