Yo sobreviví a un error en redes sociales

¿Quién no se ha equivocado alguna vez? Es un trago, a veces con muchas consecuencias y, en ocasiones, hasta graves. Vale, pero sigue sin ser el fin del mundo. Por equivocarnos, no somos ni peores profesionales ni peores personas; y mucho menos, por asumir el error, pedir disculpas y, en su caso, rectificar. Se trata de responsabilizarse de un acto.

Como es más fácil siempre ver la paja en el ojo ajeno, empiezo entonando mi particular mea culpa: yo sobreviví a un error en redes sociales. A más de uno.

Por ejemplo, recientemente, tuve que rectificar tras una mala interpretación de un retuit por el cual se asignaba una carta a Constantino Romero en la que se decía que se iba a retirar el oxígeno a un paciente. Realmente, lo que publicó el malogrado y querido locutor era una crítica a la sanidad pública a través de este tuit:

La carta elplural.com/wp-content/upl…

— Constantino Romero (@constanromero) 24 de abril de 2013

 

No podía ser un error más terrible: no lo había contrastado. ¡Tierra trágame! Pero tratándose de un asunto tan delicado era una obligación avisar al usuario (quien no lo había hecho con ninguna doble intención, así que no le voy a mencionar), eliminar mi retuit y rectificar copiando a las personas que habían mostrado sus dudas sobre el tuit original (¡gracias por avisar!) y a las que habían ayudado a su difusión. Y también en Facebook.

Rectificación

 

No, definitivamente no es una situación agradable para nadie pedir disculpas y rectificar. Pero desde un acto de responsabilidad no queda más remedio. Es más, es la única forma de poner remedio a un error, en todas las facetas de la vida. Sin embargo, parece que esta práctica no siempre está tan extendida como debiera entre los profesionales de la comunicación en medios sociales y se acumulan las situaciones absurdas con excusas trasnochadas dignas de un monólogo de cómicos.

La más reciente que he conocido ha sido la protagonizada por la cuenta en Twitter de la Armada Española: @Armada_esp. Como nos puede ocurrir a cualquiera en un momento dado –seguro que yo no he sido la única a la que le ha pasado varias veces–, el community manager debió equivocar el usuario y respondió desde la cuenta oficial a una conversación privada:

tuit erróneo Armada

 

El tuit fue borrado en cuanto recibió las primera menciones y procedieron a dar una explicación al respecto, una de las excusas más vieja y socorrida:

Pedimos disculpas a nuestros followers. Nuestra cuenta ha sido pirateada, pero ya hemos tomado las medidas oportunas. Sentimos las molestias

— Armada Española (@Armada_esp) 1 de junio de 2013

 

Las reacciones no se hicieron esperar, incluso fueron algo light si tenemos en cuenta que esto ocurrió en el Día de las Fuerzas Armadas y justo cuando el Gobierno anunciaba controles preventivos ante la ciberguerra.

Vamos, que se podría haber armado una mucho más gorda:

reacciones tuit Armada

 

No contentos y a pesar de las críticas, desde el usuario de la Armada Española se lanzó un segundo tuit, complicándolo todo aún más si cabe, y ¡con hashtag incluido!

Tras el problema de hackeado de la cuenta, sentimos los problemas que pueda haber ocasionado a @toifuentesgarci. Saludos y feliz #DíaFAS

— Armada Española (@Armada_esp) 1 de junio de 2013

 

No cuela. Ya puestos a arriesgarse a dar una excusa, borra todas las pistas. Porque corren como la espuma. Y así fue. En un plis, se dio a conocer la conversación real y a sus usuarias, que no voy a reproducir porque este post no trata de linchamientos, y menos individuales, sino de por qué y cómo rectificar.

¿Tan difícil es decir: Perdonad, hemos equivocado la cuenta y borramos el tuit para evitar confusiones? Nos ha pasado a todos @armada_esp

— Inma Ferragud (@InmaFerragud) 1 de junio de 2013

 

Quizá no todo el mundo esté de acuerdo en borrar el tuit. Esta es solo mi propuesta y, seguramente, hay otras formas honestas y correctas de asumir el fallo. Lo importante es hacerlo lo antes posible y mostrarse transparentes para evitar que los usuarios sientan que se les está tomando por tontos y que se tragarán la excusa. Y aprender de los errores y aciertos de los demás. Porque esto no es la primera vez que ocurre.

Ya son muy conocidos los casos de dirigentes políticos y partidos que, lejos de entender de qué van las redes sociales, vivieron en su piel tuitera la reacción de los usuarios ante su falta de sinceridad. Perdón por la mala calidad de las imágenes, pero no solo los tuits, sino tampoco algunas cuentas, existen ya.

Los hay para todos los gustos y los colores. Ahí van un par de ejemplos con sus correspondientes tirones de oreja:

FatimaBanez

 

Que hay #rescate? Y qué?RT @fatimabanez ¡Obtuve 5390 puntos en Bubble Shooter Adventures! ¿Puedes mejorarlo?twitter.com/FatimaBanez/st…

— Wicho (@wicho) 10 de junio de 2012

 

TuitPSOE

Evidentemente algún gracios@ con poca gracia ha hackeado esta cuenta para atacar al PSOE. Aquí seguimos. Un abrazo y gracias a tod@s.

— PSOE(@PSOE) 15 de enero de 2012

Lección para CM: Si la cagas, lo reconoces y punto. Excusas y mentiras te convierten en TT y multiplican tu cagada x1000 #excusasPSOE

— Juan Gómez-Jurado (@JuanGomezJurado) 15 de enero de 2012

 

Podríamos haber sido cualquiera. Que detrás de una cuenta en redes sociales hay uno o varios profesionales que se pueden equivocar debe ser comprendido por una marca u organización, por lo que nadie puede ampararse en que un error conlleva el despido, y de ahí que sea más conveniente no reconocerlo y mentir sobre lo ocurrido. En realidad, tú solito provocas tu propio efecto Streisand y, si esperabas que no se enterara tu jefe, tras él sí que no habrá nadie que pueda salvarte el cuello.

Te lo dice una que comete errores. Eso sí: hay que tragarse el orgullo y dar la cara para ser responsable personal y profesionalmente. Y sin excusas.

@InmaFerragud

 

Imagen portada: Balakov.

via Mis Apis Por Tus Cookies http://www.misapisportuscookies.com/2013/06/yo-sobrevivi-a-un-error-en-redes-sociales/

Anuncios

Publicado el 05/06/2013 en Actualidad y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: